CURIOSAS TRADUCCIONES DE PELÍCULAS DE HOLLYWOOD

rosa-mari-500x576

Cuando se acerca el fin de semana, las carteleras de cine nos invaden con sus nuevos estrenos, brindándonos así la oportunidad de desempolvar nuestro ajado diccionario Collins –sólo apto para nostálgicos que se niegan a su versión de traducción en línea- o poner al día nuestros añejos conocimientos de la lengua de Shakespeare aprendidos en el colegio y completados en casa con el Follow Me del flemático Francis Mattheus, para intentar descubrir el significado del título de las pelis extranjeras que vemos y que muchas veces no tiene nada que ver con el que nos cuelan por estos lares.

Como muestra actual, antes de tirar de históricos ejemplos de libro, me remito a cuatro de los próximos estrenos de la cartelera de noviembre y uno de este pasado octubre. Concretamente Step Brothers, estrenada el 31 de octubre, y cuya traducción literal, Hermanos de paso, ahora se convierte en Hermanos por pelotas, y aunque esta comedia chorra protagonizada por Will Farrel y Jhon C. Reilly, seguramente no pasará a la historia, nos sirve para ver que un título original que seguramente no diría nada, si le metes la palabra pelotas, pues ya le da el toque cachondo. El mismo caso que Un Rockero de pelotas, seguimos con la palabrita, en lugar de The Rocker, sobre un rockero de una famosa banda de los 80, interpretado por Rainn Wilson, que es expulsado de ella y más tarde tiene una segunda juventud en la banda de su sobrino, y que se estrena el 7 de noviembre.

El día 14 de noviembre nuestros sentidos, o por lo menos dos de ellos, podrán deleitarse con otra comedia romántica made in Hollywood, cuya traducción española es Una novia para dos, mientras que el título original es My best friend´s girl, la novia de mi mejor amigo. El nombre lo dice todo, y supongo que para no caer en títulos por el estilo, tan reconocibles por todo quisque, pues van y sueltan éste. Ya veremos por donde nos sorprende la historieta que protagonizan Dane Cook, Kate Hudson y Jason Biggs. Y por último, para romper una lanza a favor de los traducciones de pro, que de vez en cuando saltan, pues decir que Luciérnagas en el jardín, un dramón puro de oliva con un cartel formado por Julia Roberts, Willem Dafne y Ryan Reynols que se estrena el 21 de noviembre, si es fiel a su título original, Fireflies in the garden, la excepción que confirma la regla.

Y ahora tiremos de historia, que es lo que mola. Haré un pequeño muestrario de traducciones libres, bueno, tan libres que no hay por donde agarrarlas en muchos casos.

Cool hand Luke, Luke mano fría. En España: La leyenda del indomable. Toma ya. Aunque el título español de la peli del gran Paul Newman está chulo, en nada se parece al inglés, suponemos que para no despistarnos e ir directamente al grano y saber de que va la película.

Highlander, nombre de los habitantes de las tierras altas de escocia agrupados en diversos clanes. En España: Los Inmortales. Ahí teníamos al bizqueras de Christopher Lambert repartiendo leña entre sus compañeros de saga, con los que no podía ni el ácido, a no ser que un buen revés con la claymore cercenase su cuello mientras le decía eso de sólo puede quedar uno.

North by Northwest, Al norte por el noroeste. En España: Con la muerte en los talones. Igualito, vamos. Hitchcock siempre quiso hacer una peli que terminase con los protagonistas subidos en los rostros de los cuatro presidentes tallados en el monte Rushmore –¿se imaginan un monte así en España, con los caretos de Suárez, Calvo Sotelo, Felipe, Aznar, Zp…?- y para ello les hizo casi atravesar EE.UU.

Grounhond day, El día de la marmota. En España: Atrapado en el tiempo. Bueno, tiene un pase, ya que por estas tierras la peña no tiene ni zorra idea –ni falta que le hace- de que cada 2 de febrero, desde 1886, en la localidad de Punxsutawney (Pensilvania, EEUU) esperan que salga la marmota Phil de su madriguera. Si al salir hace sol, proyecta su sombra, se asusta al verla y vuelve a entrar. Eso implica, según dicen, seis semanas más de crudo invierno. Si por el contrario está nublado, no se asustará, se quedará fuera y la primavera estará al llegar. Pues como si aquí hacemos una peli sobre las Cabañuelas y la vendemos a los yankis. Anda que no le cambiarían el nombre.

Rosemary´s Baby, El bebé de Rosamari. En España: La semilla del diablo. La verdad es que acojona más la traducción, por lo que evidentemente vende también más que con la traducción literal, donde la gente puede caer en el error de que se trata de un rollazo estilo películas de Antena 3 de fin de semana. Pues igual que con Damien, el prota de La Profecía, que si lo llegan a traducir por Damián, los espectadores se hubiesen partido el ojete, tomándose a coña las aventuras del pobre chavalín con la calcomanía de los tres seis en la cocorota.

Duel, duelo. En España, El diablo sobre ruedas. En Iberoamérica, Reto a la muerte. Hombre, la peli de Spielberg se basa en la persecución de un viejo y oxidado camión a un automovilista, igual un pobre comercial, comisionista de pocas ventas, al que le toca la china y le dan el día intentando sacarlo de la carretera, así que más que duelo yo la hubiera titulado Puteo in the road.
High Noon, Pleno mediodía. En España, Sólo ante el peligro. Bueno, reguleras. Tiene un pase. Supongo que la traducción no está mal llevada ya que Pleno mediodía da sensación de calor, de cañita en la tasca de Frasco, y no aparenta un western atípico donde la figura del sheriff no es la del clásico héroe que salva al pueblo, sino que es un retrato psicológico de un tipo, magníficamente interpretado por Gary Cooper, angustiado por la tarde que le están dando unos matones el mismo día de su boda.

Spaceballs, Pelotas espaciales. En España, La loca historia de las galaxias. Qué raro, con lo que gusta por aquí añadir la palabra pelotas y en un caso de traducción literal se lo saltan. Sobre la peli de Mel Brooks, poco más que comentar.

Monty Python and the Holy Grial, Los Monty Python y el Santo Grial. En España, Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus locos seguidores. Toma ya, alegría. Como es de risa, pues vale todo.

On the waterfront, En el muelle. En España, La ley del silencio. Hombre, de nuevo la traducción le da un toque más mafioso a la par que misterioso que el simple En el muelle. Desde luego, así se mete uno rápidamente en el mundillo de los estibadores de puerto de los muelles neoyorquinos, con Marlon Brando a la cabeza en plan duro.

Butch Cassidy and the Sundance Kid, Butch Cassidy y el chico Sundance. En España, Dos hombres y un destino. Suponemos que el título es para que los españoles no nos liásemos con personajes de la historia delictiva americana, y con esta traducción y los dos guaperas protagonistas pues a tirar millas. Seguramente ellos harían lo mismo si en su día llegamos a comercializar por aquellas tierras las aventuras del Jaro, el Torete o el Chirri.

En fin, ni están todas las que son, por supuesto, pero sí son todas las que están. Traducciones libres con la intención de atraer más gente a las salas, que bueno, aunque no siempre son acertadas, la idea no deja de ser del todo mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *