UN DÍA DE EXAMEN

examen-150x150

¡Las ocho! ¡Mierda, me he quedado dormido! Salgo rápidamente de la cama y me dirijo hacia el baño. Sin apenas tiempo, mis abluciones matutinas no se diferencian en nada a la de los gatos. Un poco de agua en los ojos, otro poco en las orejas, y para terminar, una pasada rápida por las axilas. Me visto despacio debido a mi enorme prisa. El examen de Internacional Privado es a las nueve y desgraciadamente, llevo la hora pegada al culo. Ayer, o mejor dicho, ésta madrugada, me quedé estudiando hasta las cuatro.

Continuar leyendo “UN DÍA DE EXAMEN”