EL ÚLTIMO TELEPIZZA

TELEPIZZA-150x150

Eran cerca de las once y media de la noche. El silencio denso que reinaba en aquella fría y solitaria calle cubierta de niebla fue momentáneamente quebrado por el lejano petardeo de una moto que parecía acercarse a gran velocidad. En apenas unos segundos y como si de una aparición se tratase, surgió de entre la niebla la entrañable figura de un joven telepizza que galopaba sobre el asfalto a lomos de un legendario vespino SC negro. Pese a ser buen jinete, curtido a sangre y fuego sobre los terrenos menos accesibles que jamás vieron los siglos -muchos de ellos gracias a la mano del amigo Manzano-, su arcaico instrumento de trabajo tenía más golpes y arañazos encima que la multicosida barriga de Angel Cristo. Tantos que hasta el Snoopy que una vez lució flamante la bandera de España sobre el faro de la moto, ahora tenía el brazo en cabestrillo, un esguince en el tobillo, tiritas por todo el cuerpo y arrastraba la bandera hecha jirones con el brazo que le quedaba sano.

Continuar leyendo “EL ÚLTIMO TELEPIZZA”